Tag Archives: remolacha

Gnocchi barbabietole e zucca

22 Mar

El traductor de google me ha dado una alegría. No sabía como titular el plato, ñoqui rosa y naranja…. ñoquis bicolores… y ha sido poner el traductor en italiano, escribir los ingredientes y ….¡Que glamour!

Basicamente se trata de ñoquis de remolacha y calabaza. Un combo de sabores que culminan mediante un maravilloso obsequio de Inés, una gran amiga de este blog: Un quesazo artesanal de oveja Latxa de Bera-Nafarroa cuya degustación me ha acercado a Dios hasta poder hablarle de tú. Que pasada, no tengo palabras que rocen a describir lo feliz que he sido con esta joya láctea. Quería dedicar un plato complejo que hiciera honor a este manjar, pero en verdad en verdad os digo que la mejor receta posible con esta pieza sería:

Cortar queso, comer queso.

Total, que desembucho el tema del ñoqui a ver si os mola.

Ingredientes
Una patata
200g de calabaza
Una remolacha
Azafran
Un huevo
Harína
Un quesazo artesanal de oveja Latxa de Bera-Nafarroa
Romero
Mantequilla

Quitamos la corteza y la pipa de la calabaza y la cortamos en dados.Cocemos la patata y horneamos la calabaza a 180-190 grados. De esta forma, la calabaza no cogerá tanta agua y no necesitaremos un extra de harina para compactar la masa.

Una vez tiernos los ingredientes, haremos un puré con la patata. Si tenemos pasapurés, es el momento de usarlo. Si no, se puede hacer con un tenedor y paciencia. Dejaremos la mitad del puré en un bol y la otra mitad en otro bol. Hoy es uno de esos dias en los que toca ensuciar cacharros.

20140322-134857.jpg
Limpiamos el pasapurés y trituramos la calabaza sobre uno de los bols (¿se dice bols o boles?). Añadimos unas hebras de azafrán, un toque de pimienta, otro de sal y mezclamos bien los ingredientes

20140322-140748.jpg
En el otro bol realizamos la misma operación pero con remolacha. En este caso el pasapures no es una buena opción, es mejor hacer dados y utilizar una trituradora (tipo minipimer).Una vez hecho el puré, colaremos en la medida de lo posible el liquido sobrante. Salpimentamos y mezclamos el tema.

20140322-140800.jpg
Batimos el huevo y añadimos la mitad a cada bol. Añadimos harina y vamos amasando hasta lograr una pelota razonablemente pegajosa. Compacta, pero que aun se nos pegue un poco a los dedos. Obtendremos una masa anaranjada y otra… rosa.

20140322-145628.jpg
En mi cerebro pensé que iba a ser roja, pero por no escurrir bien la remolacha admitió mas harina de la que debería y se fué poco a poco convirtiendo en este personaje de Dragon ball

Ajeno al pequeño fracaso cromático de mis gnocchi barbabietole continué. Enharinamos la mesa y hacemos un choricillo con la masa

20140322-150025.jpg
Lo cortamos en cachillos. Le damos un poco de forma con la mano
20140322-150146.jpg
Lanzamos nuestras pequeñas obras a una olla de agua salada a 100 grados mas o menos y los retiramos del agua en el instante en que floten.

20140322-151941.jpg
Salteamos los gnocchi con unas hojas de romero y mantequillaza (truco de chef del Fano Pallarés). Obsérvese el gran parecido de los gnocchi de remolacha con el personaje de Dragon Ball anteriormente citado.

20140322-154527.jpg
Observamos atentamente el queso. Menudo inventazo tu.

20140322-154545.jpg
Lo rallamos sobre nuestros gnocchi y listo para comer. Corrijo: Listo para gozar.

20140322-154930.jpg

Dedicado a nuestras amigas de “La casa de labores” y en especial a Inés, sin ella esta receta no hubiera sido posible

Sandwich de tortilla de atun, canonigos y remolacha

13 May

Hay dos tipos de sandwich salados: El de jamon de york con queso y vegetal con atun. Podríamos poner cualquier cosa entre dos rebanadas de pan de molde, pero hay un oscuro poder universal que atrae al yorkeso o a la lechuga con la misma potencia con la que la pasta atrae a la boloñesa.
Salir de este pozo es importantísimo, y querría hacer mi aportación a la humanidad con este sencillo pero delicado bocado.

Ingredientes:
Pan de molde
Huevo
Atun
Remolacha
Canónigos

Vale, los ingredientes eran bastante obvios. La elaboración tambien lo es. Simplemente haremos una tortilla fina con el atun (de lata). Una vez cuajada, la cortaremos para que encaje en nuestro cuadradisimo manjar y colocaremos con precisión milimétrica unas pequeñas hojas de Valerianella locusta tambien conocida como canónigos. Coronando este fantastico somier comestible, un poco de remolacha en juliana.

Me he comprado una camara del copón y la foto es una autentica mierda. Ya me he comprado unas revistas para mejorar este horror. Tengo el mismo gusto por la fotografía que Luis Cobos por la musica clásica.

IMG_0032

Atención al montaje tridimensional, tipo teseracto. ¿El bulli? Jajaja, AFICIONADOS